Matcha pancakes con mermelada de fresas & chía
10 junio, 2020

Consejos para hacer una compra

saludable e inteligente

 

El primer paso real para un cambio en la alimentación, empieza el día de la compra. Siempre es aconsejable consumir productos frescos, locales, de proximidad y de temporada ya que ofrecen muchos beneficios para la salud y además, se ocupan de un mejor cuidado del medio ambiente. Os damos las pautas para mejorar vuestras compras y hacerlas de manera sana e inteligente

  • Programa tu menú semanal. No lleva tanto tiempo como pensamos. Te sientas diez minutos y piensas en el transcurso de la semana. Haces una pequeña lista con los alimentos que realmente necesitas. Nosotras somos muy fans del “batch cooking”, planificar los menús de toda la semana (lunes a viernes) y cocinar un solo día, suele ser los domingos por la tarde ya que no se trabaja y tienes tiempo de pasar la tarde en la cocina.
  • Ahorra dinero: La planificación semanal tiene que hacerse con cabeza, es decir, intentar repetir ingredientes en varias de las recetas para así no tener una lista de la compra interminable y asegurarte que utilizas todo lo que compras y reducir la merma (residuos). Tampoco tienen que ser todos los platos casi iguales ya que eso llega a resultar aburrido, hay que lograr un equilibrio.
  • Evita comprar extras “por si acaso” y muy importante: ve al supermercado sin apetito. (Te ayudará mucho a no salirte de tu lista y a no comprar tonterías).
  • Elige comida fresca y de temporada: Debe primar la variedad en lugar de la cantidad. Fruta buena, verdura, legumbres, frutos secos, etc. En resumen, comida real, sin procesados, sin refinados, sin etiquetas ni ingredientes desconocidos. Los ingredientes de calidad hacen que un plato pase de ser bueno a espectacular. Nosotras intentamos siempre utilizar ingredientes de temporada y, en el caso de las verduras, que sean de origen ecológico para así evitar pesticidas o herbicidas.
  • Pásate por la sección de conservas y congelados: La verdura en conservas o congelados puede utilizarse como comodín cuando no tienes tiempo para cocinar. ¡Cuidado! Porque alimento en conserva no significa productos procesados. Un procesado ha sido modificado para tener otro gusto o textura, y normalmente será rico en sal, azúcar y grasas de mala calidad. Una conserva simplemente es una forma de mantener un alimento natural durante más tiempo.
  • Busca alimentos saludables y aprende recetas nuevas con ellos: Es decir, disfruta de la cocina. Debes ser innovador y original, poco a poco irás encontrando platos saludables que te encantarán. “Procesa tu propia comida en lugar de comprarla procesada”.
  • Duerme bien, relájate y reduce el estrés. Parece que no tiene que ver. Pero claro que tiene que ver, ¡Y mucho! Intenta tener una actitud positiva ante la vida. El ejercicio puede ayudarte mucho en este aspecto. Busca actividades físicas que te gusten y realízalas de forma habitual. Lo notarás incluso en el supermercado. Te apetecerán alimentos sanos y ricos en vitaminas. El cuerpo te los pedirá.

Empieza tu recorrido saludable en los inicios, en el supermercado. La comida es muchísimo más de lo que vemos en nuestros platos y en Plantarse estamos dispuestos a demostrároslo. ¡Únete y disfruta con nosotras de todos los beneficios de este estilo de vida saludable!

Isabel & Pino

Hacer un pedido
X